Fantasías sexuales.

Top 5 de los mejores accesorios sexuales.
diciembre 18, 2019

Hablemos de fantasía como una representación imaginaria de los deseos conscientes o inconscientes de una persona. Las fantasías surgen de la suma de nuestras vivencias y nuestra gran imaginación, y son un ejercicio de la mente personal que puede quedar exclusivamente en eso, o que bien se pueden intentar cumplir, como es el caso de las fantasías sexuales.

Existen muchos tipos de fantasías sexuales y se pueden cumplir de muchas formas diferentes. Algunas no van más allá de probar alguna postura nueva en la cama y otras, en cambio, son mucho más complejas y difíciles de alcanzar.

Anteriormente fueron tabú, pero hoy en día las fantasías sexuales están mucho más aceptadas, ya que participan en el equilibrio psíquico, alimentan el deseo, intensifican el placer y son el vector para lograr una sexualidad más abierta y desarrollada.

¿Cuál de estas es tu fantasía sexual más deseada? Quizá un trio, tener sexo con un desconocido, un compañero de trabajo, con tu ex, o hacer algo tal cual como lo viste en una película.

Todo el mundo tiene fantasías sexuales, de manera consciente o inconsciente y de forma explícita o implícita. Fantasear es algo común al ser humano, independientemente del sexo.

Las mujeres tienen tantas fantasías sexuales como los hombres, con la única diferencia de que ellos tienen menos pudor y suelen hablar de ellas con mucha más facilidad y naturalidad. Las fantasías son fascinantes y completamente normales y funcionan bastante para desconectar la mente de los problemas cotidianos y para subsanar algunas imperfecciones de la vida real.

Las fantasías se encuentran en el límite entre el sueño y lo real, los impulsos y las prohibiciones, y, como una vía de escape, nos llevan al camino de la evasión. Ademáslas fantasías tienen un poder afrodisíaco que puede aumentar el deseo sexual y la excitación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.